martes, 15 de marzo de 2011

Propósito de enmienda

Un blog me manda hacer Violante, que en mi vida me he visto en tal aprieto. El aprieto está más en escribir de forma continua en él que el hecho de crearlo, pues es bastante fácil crear la forma y mucho más complejo conseguir que tenga fondo, y más complejo aún conseguir que otras personas consigan bucear en él, e incluso, pescar algo que llevarse a la boca. Y todo esto sin bombona de oxígeno, por supuesto. Como intención primera, trataré, como Ortega, de sumergirme en las profundidades lo suficiente como para llevar a la superficie lo que allí se encuentre y exponerlo de manera clara e inteligible, porque lo profundo, si es oscuro, sólo sirve para tropezar y golpearse la cabeza. Como intención segunda, siguiendo en esta ocasión a Unamuno, trataré de lo elemental, puesto que en ello se encuentra lo fundamental. Dos intenciones basadas en elementos que pueden ser considerados contrapuestos (profundo-superficial; elemental-fundamental) pero que pronto se revelarán como complementarios. Se tratará, sobre todo, de cuestiones relacionadas con la filosofía, con su enseñanza a todos los niveles. Como discípulo de Juan de Mairena, se expondrán ideas que rápidamente se intentarán desmantelar. Como discípulo de don Miguel, se escribirá contra esto y aquello, porque como nos dice el alter ego creado por el profesor Juan de Mairena,
Esa tu filosofía
que llamas diletantesca,
voltaria y funambulesca,
gran don Miguel, es la mía.

No hay comentarios: